Cómo podar como un profesional las plantas de tu jardín

photo5830127253885924433 (1)

Cada mes, se demandan unos servicios de jardinería en Madrid diferentes. En la CAM, la poda, es muy característica de principios de año, y es que los meses fríos de invierno son los idóneos para emprender la poda y recorte de setos, junto a otros arreglos de jardines como el tratamiento de recuperación de árboles o la instalación de césped artificial.

Poda seca, o poda de invierno

No solo hibernan los osos en invierno. Los árboles de hoja caduca entran en un periodo similar, de reposo, en el que la sabia deja de circular por sus ramas. De aquí vienen las ventajas de la poda en invierno. Por un lado, veremos mejor la estructura de las ramas al no presentar hojas, por otro, evitaremos ocasionar un parón en el crecimiento del ejemplar en cuestión. Asimismo, los hongos nos causarán menos quebraderos de cabeza al estar más inactivos.

A la hora de plantear la poda, es necesario consultar la meteorología y evitar los días de helada. También, es necesaria la previsión en otros sentidos, como pensar cuáles son los árboles de nuestro jardín que van a requerir la poda. Árboles ornamentales, árboles frutales, rosales, arbustos y trepadoras estarán en la lista que hagamos.

Precauciones en el proceso de poda

Herramientas básicas

La poda, es algo más que cortar ramas. Los cortes deben ser limpios, por lo que no escatimes en herramientas, y ten a mano un arco tronzador para las ramas más gruesas y troncos, un serrucho de poda y tijeras de corte deslizantes. Son pequeñas inversiones que, limpiándolas y desinfectándolas bien, podremos conservar durante mucho tiempo. Esta desinfección es clave para que no se propaguen posibles enfermedades entre plantas, y se realiza simplemente con alcohol.

¿Árbol joven o árbol envejecido?

Existen distintos tipos de poda en función de la etapa vital que esté pasando el árbol. Cuando el objetivo que nos planteamos es orientar el desarrollo de un ejemplar joven, que está en sus cuatro primeros años, estaremos abordando una poda de formación.

En el caso de tener ante nosotros/as un árbol frutal, habrá que primar un equilibrio entre frutos y hojas, y, si la planta ya ha empezado a producir fruto, tendremos que podar para mejorar el desarrollo de yemas de flor. Esto es una poda de fructificación.

Por último, cuando tengamos árboles maduros, nuestra prioridad será llevar a cabo una poda de rejuvenecimiento. Esto significa que tendremos que eliminar las ramas rotas, viejas y enfermas, y limitar la altura de la copa.

Identificación del tipo de rama

Cuando realicemos una poda, debemos dejar las ramas guía que mantengan la estructura del árbol, cortando bajo la premisa de favorecer la entrada de luz y aire en toda la copa de la planta.

Las ramas viejas y las ramas largas con pocas yemas que crezcan en vertical son muy fáciles de apreciar, y podemos eliminarlas primero. Fijémonos igualmente en las ramas quebradas y las colgantes.

El proceso de discriminación del tipo de rama puede ser considerado complejo por recién iniciados/as en la materia. Por ello, te recomendamos que consultes bien en alguna web de jardinería, o directamente que recurras a nuestro servicio de asesoramiento.

¿Te da miedo cortar algo que no debes? ¿No encuentras momento para ponerte con la poda de tu jardín? Llámanos y nos encargamos de ello. Ofrecemos un servicio integral para tu jardín. Contamos con más de 25 años de experiencia y más de 50 proyectos a nuestras espaldas. Somos una empresa familiar que prima, junto a la calidad del trabajo, la cercanía y compromiso. ¿Hablamos?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *