Blog

Recoger las hojas del otoño

Nadie negará que entramos en una estación preciosa.

Todas y todos imaginamos bosques con el suelo cubierto de hojas en tonalidades marrones y amarillas por los que poder pasear con nuestras botas, respirar naturaleza y pasar un rato al aire libre. Pero en esa imagen que nos creamos, falta algo a la realidad, y es que es icónico de un bosque pero en nuestro jardín es un momento para recoger las hojas del otoño, una época en la que hay que seguir trabajando en nuestro jardín pero que es muy agradecida visualmente.

Un suelo repleto de hojas secas es un escenario ideal si lo que quieres es sacar algunas fotos bonitas que enseñarle a tus amigos y amigas. Pero si las hojas caen sobre tu jardín, ya hablamos de otra historia, ¿no? Aunque es cierto que éstas nos robarán bastante tiempo cuando decidamos recogerlas, también pueden ser una buena manera de jugar con nuestros hijos e hijas mientras creamos montones e, incluso, saltamos sobre ellas o rompiéndolas.

Limpiar mi jardín

Puede parecer contradictorio, pero dedicar un poco de tiempo a planificar tus tareas, hará que tu productividad se multiplique y tus esfuerzos se reduzcan. Ten en cuenta que lo mejor será empezar a limpiar de fuera hacia adentro. Estructura por sectores tu jardín y ve amontonando las hojas para que luego sea más fácil recogerlas. ¡Presta especial atención a las zonas de paso para no dejar ninguna hoja con la que te puedas resbalar!

Recuerda que uno de los mayores problemas del otoño es que los árboles no dejarán de soltar sus hojas porque tú sientas que necesitas descansar. Como hemos dicho antes: planifícate. Dedícale tiempo a poner a punto tu jardín y no dejes que la pereza pueda contigo. Ya sabes que todo el esfuerzo que pongas en tu jardín, merecerá la pena.

¿Qué opciones tengo?

La mejor decisión que vas a tomar respecto a la recogida de hojas de tu jardín, es escoger bien la manera en la que quieres hacerlo y los materiales que vas a utilizar para ello.

Lo más común es barrerlas con un rastrillo (será más fácil si eliges uno ligero y con mango ergonómico). Si decides utilizar este método, te aconsejamos hacerte con una larga lona sobre la que puedas ir agrupando todas las hojas para que, después, sea más fácil transportarlas y tirarlas a la basura.

También puedes elegir utilizar el cortacésped para triturarlas. Lo único que tienes que hacer en este caso es poner la cuchilla en la posición más alta y quitar la bolsa en la que se acumulan los recortes de gama. La capa de trozos de hojas que queda sobre el césped cuando éstas estén ya trituradas, será ideal para abonarlo, aunque también puedes retirarlas si lo prefieres.

Una opción muy cómoda es soplar las hojas, aunque te recomendamos utilizar este método, solamente, para quitar aquellas que se quedan por los alrededores de la casa, porque, si decides hacerlo con todas, esa tarea puede convertirse en una locura. Lo importante, en este caso, es que intentes soplar las hojas en días secos y calmados y que te asegures de elegir el aparato que se adapte mejor a tus necesidades.

Calcula cada cuánto tiempo será ideal que realices esta tarea según el volumen de hojas que se genera, rastrilla, barre o sopla pero sobre todo, concéntrate después en admirar y disfrutar de tu jardín.

Etiquetas
Si te ha gustado, comparte
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en print
Compartir en email

Deja un comentario

Últimas entradas
Facebook