¿Cómo combatir las plagas de mi jardín?

No es un secreto que cuando llega el calor, muchos bichos aparecen y se multiplican en nuestro jardín. Esto no significa que debamos alertarnos enseguida y aplicar directamente insecticidas u otros productos químicos.

Todo lo contrario, debemos ser pacientes y observar a nuestras plantas para valorar si existe una plaga o no y actuar de la forma más eficaz posible.

Por eso, en este post te traemos varios consejos para prevenir y controlar las posibles plagas de tu jardín. ¡Vamos allá!

plagas

Plaga de pulgones. Fuente: planetahuerto.com

No todos los bichos son una plaga

Según la RAE, una plaga es la aparición masiva y repentina de seres vivos de la misma especie que causan graves daños a poblaciones animales o vegetales.

Hasta hace poco, el uso de productos fitosanitarios (plaguicidas, insecticidas, tratamientos biológicos…) era la primera opción ante la aparición repentina de seres vivos en jardines particulares, jardines de comunidades, urbanos, etc.

Gracias a la creciente sensibilización de la sociedad, se han adoptado otros métodos menos agresivos antes de aplicar tratamientos químicos. Se trata de alternativas que no comprometen la salud vegetal y la protección ambiental.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación señala que el objetivo principal no es la erradicación de los seres vivos (dependiendo de cuáles sean y de si se considera que existe plaga) si no su mantenimiento a unos niveles inferiores al umbral del daño vegetal y la molestia para las personas.

En este aspecto, se favorecen los mecanismos naturales de control y prevención.

Mosquitos y pulgones, entre las principales plagas que hay en los jardines de Madrid

Antes de actuar se debe hacer una valoración del jardín en cuestión y determinar qué tipo de tratamiento es el idóneo.

Cada zona es propensa a la proliferación de determinados organismos (malas hierbas, insectos, ratones, cucarachas…), esto se debe principalmente al clima y a la vegetación existente.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid son frecuentes los mosquitos, pulgones, arañas, caracoles y babosas, moscas blancas y alguna especie de gusano.

La aplicación de tratamientos fitosanitarios debe hacerse con control y cuidado, pero antes de llegar a este punto, se pueden tomar medidas que ayudan a la prevención de plagas. Te las contamos a continuación.

plagas

Plaga de araña roja. Fuente: nuevosjardines.com

6 recomendaciones generales para evitar plagas

El tratamiento preventivo contra plagas es uno de los servicios más solicitados en los alrededores de Madrid. Por eso, desde Alnus, te recomendamos:

  • Plantar especies autóctonas antes que exóticas ya que se adaptan mejor al clima y suelo de la zona, lo que las hace más resistentes contra determinadas plagas.
  • Abonar y regar de forma equilibrada ya que el exceso de agua y/o de materia orgánica es un caldo de cultivo para la proliferación de seres vivos.
  • Evitar la frondosidad excesiva y crear diferentes agrupaciones de plantas «que se complementan y se llevan bien» en nuestro jardín, con el fin de mantenerlo saludable y evitar la aparición masiva de malas hierbas y/o seres vivos.
  • Existen algunas variedades que ayudan a mantener alejados a ciertos bichos, por ejemplo:
    • La ortiga aleja a los pulgones de las especies sensibles, como los rosales.
    • Las plantas aromáticas funcionan muy bien contra los mosquitos y la mosca blanca.
  • Realizar un mantenimiento continuo del jardín.
  • Revisar semanalmente las plantas de nuestro jardín.
Plaga de mosca blanca. Fuente: verdecora.es

Plaga de mosca blanca. Fuente: verdecora.es

Y si detecto bichos… ¿Qué hago?

En caso de ver algo fuera de lo común, lo primero es revisar el resto de plantas para valorar el alcance de la plaga. Si no se ha propagado, la planta afectada debe aislarse y debe buscarse el tratamiento adecuado consultando a una empresa o profesional expertos.

Es muy importante consultar a una persona competente en esta materia, ya que de ello depende la salud de nuestro jardín y un tratamiento equivocado puede suponer un quebradero de cabeza futuro.

Tipos de tratamientos fitosanitarios para el control de plagas

Si no es posible combatir con tratamientos naturales y preventivos, podemos encontrar dos situaciones:

  1. Si la plaga no es potente, se pueden utilizar métodos poco agresivos como el tinte ecológico o jabones (potásico y fosfórico). Estos, aunque son químicos, no dejan consecuencias graves en la salud de las plantas.
  2. Si nos encontramos con una plaga más agresiva, entonces debemos utilizar un tratamiento más fuerte, aplicando tratamientos fitosanitarios (insecticidas, plaguicidas, herbicidas…).

Para ello, deberemos contactar con una empresa especialista, ya que es necesario tener el carnet de productos fitosanitarios para poder aplicarlos y debe hacerse con mucho cuidado para conseguir el menor impacto nocivo.

¿Necesitas asesoramiento sobre este tema? En Alnus podemos ayudarte, infórmate sobre nuestros servicios de mantenimiento y contáctanos sin compromiso en mauricio@alnuspaisajismoyjardineria.es o 686 695 551.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *